¿La diferencia entre gestión de activos y gestión de mantenimiento?

Si bien las muchas similitudes entre la gestión de activos y la gestión de mantenimiento hacen que sea fácil confundirlos como lo mismo, en realidad existen varias diferencias clave entre los dos. Identificar estas diferencias puede ayudarlo a seleccionar el que sea más útil para tu empresa.

¿Qué es la gestión de activos?

En general, la gestión de activos consiste en las actividades y prácticas para realizar un seguimiento del trabajo de los activos de una empresa y el uso eficaz de esos activos para obtener valor. Los sistemas de gestión de activos deben alinearse estratégicamente con el plan de negocios para que todos los procesos de activos ayuden a construir empresas exitosas.

Cuando se implementan procesos estratégicos de gestión de activos, las empresas pueden ver beneficios como que todos los equipos funcionan según lo previsto, menores costos operativos y un mayor retorno de la inversión en sus activos.

¿Qué es la gestión de mantenimiento?

La gestión del mantenimiento utiliza software informático inteligente, para realizar un mejor seguimiento de los recursos de su empresa, como mano de obra, materiales y equipos. Con esta información importante, puede tomar decisiones más informadas cuando se trata de crear mejoras en su proceso de gestión de mantenimiento.

El uso de una plataforma para hacer seguimiento de sus recursos empresariales en su gestión de mantenimiento asegura que los equipos de su empresa permanecerán en óptimas condiciones de funcionamiento en todo momento, evitando así reparaciones inesperadas y tiempos de inactividad operativos.

En qué se diferencian el mantenimiento y los activos

Si bien la gestión de mantenimiento y la gestión de activos son técnicamente diferentes, todavía están interrelacionadas y fluyen bien juntas. La gestión de mantenimiento ayuda a guiar el rendimiento físico de los equipos y las actividades de mantenimiento de manera eficiente, mientras que la gestión de activos ayuda a analizar todos los datos para el trabajo necesario para realizar en los propios activos.

La gestión de activos ayuda a identificar y priorizar el trabajo necesario para activos específicos no solo para el ROI del activo, sino también para analizar y coordinar estratégicamente con el trabajo en otras oportunidades.

En conclusión

Tanto la gestión de mantenimiento como la gestión de activos son necesarias y valiosas para todas las organizaciones en industrias como la hotelería y la recreación, la fabricación, la atención médica, la educación, los bienes raíces, el gobierno y más. Ambas prácticas pueden ayudar a los gerentes de mantenimiento a tomar decisiones mejores y más informadas en las prácticas comerciales del día a día.

Learn how to stop using paper today!



Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *